WSA Blog

WSA Blog


Return to Blog Listing

¿Qué papel tiene el Nexo entre agua-energía-alimentos y el cambio climático?

En un mundo hiperconectado como en el que vivimos hoy, el agua, la energía y los alimentos son recursos esenciales e interrelacionados para la vida y para el desarrollo sostenible de nuestras comunidades. Todos los continentes están sufriendo algún tipo de estrés relacionado con alguno de estos recursos y las presiones sobre los mismos seguramente se intensificarán a mayor escala en los próximos años.

La interrelación entre estos tres recursos (agua, energía y alimentos) es contundente. Por ejemplo:

  • A nivel mundial, el sector agroalimentario consume el 70% del agua dulce (extraída), mientras la producción de alimentos consume alrededor del 30% de la energía producida.
  • La producción energética global consume alrededor de un 15% del agua, la cual es necesaria para la extracción de fuentes energéticas así como para los procesos de enfriamiento y procesamiento de energía.
  • La extracción, bombeo, recolección, y transporte del agua también consumen cantidades importantes de energía.
  • El agua es indispensable para la producción agrícola, y la energía es requerida para producir, transportar y distribuir alimentos, entre otros.

Algunas proyecciones indican que la demanda de agua, energía, y alimentos va a incrementar de forma significativa en las próximas décadas. Satisfacer estas demandas será un reto mayor debido al acelerado aumento de la población, el desarrollo económico, la urbanización, y los efectos derivados del cambio climático.

  • Se tendrán que producir 60% más alimentos para poder alimentar la población mundial que se estima llegará cercana a los 10 mil millones de personas en el 2050.
  • El consumo mundial de energía aumentará un 50% para el 2035.
  • Las extracciones de agua amentarán en un 10% para el 2050.

¿Qué implicaciones tiene a futuro?

En el pasado la planificación, regulación y gestión sobre el uso de estos sectores se ha realizado por separado creando barreras entre los mismos. La falta de una visión integrada a largo plazo que permita  tener una perspectiva de que la escasez relativa de uno pueda causar el cese en la producción de otros o afectar el consumo final por parte de la población.

El concepto de “Nexo: agua-energía-alimentos” ha surgido para explicar, analizar y poder entender las complejas interacciones entre estos tres sectores. Analizar estos sectores en conjunto nos ayuda a entender e identificar el trade-off y a construir sinergias que permitan una planificación integrada que proporcione soluciones que requieran tanto de políticas públicas como de inversiones a corto, mediano y largo plazo.

El Nexo en América Latina y el Caribe (ALC)

Nuestra región cuenta con una ventaja comparativa natural que es indispensable aprovechar para el desarrollo económico de nuestros países. Sin embargo, el desarrollo sobre la base de estas ventajas (abundantes recursos hídricos, fuentes energéticas y tierras para la producción agrícola) requiere ser sumamente cuidadoso para hacerlo de forma sostenible en el largo plazo.

Tomemos el caso de alimentos,  ALC tiene el potencial para convertirse en el granero del mundo debido, a su abundancia de tierras fértiles y agua, mano de obra calificada y el potencial para innovar en este sector como se hace actualmente en países como Brasil y Argentina. Sin embargo, para lograr esto se requerirá de un manejo integrado del agua que permita el suministro sostenible de este recurso a través del tiempo.  Hoy, algunas de las fuentes de agua clave para el suministro de la irrigación se están viendo afectadas por la deforestación para la producción agrícola que como consecuencia afecta la generación  proveniente de fuentes como son los páramos.

En agua, ALC con un tercio del agua dulce del planeta y en cuanto las proyecciones para el 2050 muestran que será uno de los continentes menos afectados por la escasez de agua (ver figura 1) –  cada vez las fuentes de este recurso se están viendo afectadas por los efectos del cambio climático y por consecuente están teniendo un impacto sobre la generación de energía.  Por ejemplo, la energía a base de recursos hídricos que actualmente representa el 70 por ciento de la matriz energética de ALC, está enfrentado dificultades en materia de generación debido a cambios en los patrones de lluvia como los que actualmente atraviesa Colombia por consecuencia de fenómenos naturales como El Niño.  Como resultado esto impacta natural en los alimentos ya que la producción agrícola requiere de energía en todas las etapas de su cadena de valor.

Escasez de agua para 2050 (Scenario SSP3). Fuente: Universidad de Maryland.

El Futuro

Desarrollar el concepto del Nexo a nivel regional y local permitirá realizar ejercicios de planificación de escenarios de desarrollo de recursos a largo plazo.

Para lograr esto, el conocimiento técnico es fundamental desde la medición de la base de recursos naturales que se pueden desarrollar económicamente, hasta la geografía, la geología, la topografía, los ecosistemas, la infraestructura existente como también y las tecnologías disponibles para el desarrollo de los recursos.

¿Qué puede hacer el BID?

El estudio del Nexo se puede hacer en distintos niveles desde el regional al nacional o al local. El BID es ente de desarrollo regional por excelencia, está involucrado a través de inversiones en todos los sectores vinculados por el nexo y esta singularmente dotado para hacerlo.

Los países rara vez realizan ejercicios de planificación de escenarios de desarrollo de recursos de largo plazo y los planes están condicionados por los ciclos políticos de corto plazo. Un ente regional estable, como el BID, trabajando en conjunto con entes especializados en los países le puede dar continuidad y organicidad a los planes de desarrollo de recursos naturales; esta es la esencia del Nexo.

El BID está avanzando en el desarrollo de herramientas de última generación que permitan analizar los sectores de agua, energía, y alimentos bajo los efectos del cambio climático de una manera integrada. Muy pronto estaremos publicando el primer caso de estudio del Nexo que se realizó en Brasil para analizar las asignaciones de agua para usos competitivos entre sectores. Estén atentos a recibir noticias por este blog.

Share this post